El desempleo bajó levemente durante el mes de mayo, pero esa reducción no se debió a la creación de nuevos puestos de trabajo sino a una menor cantidad de personas buscando empleo.

Según los datos difundidos el martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la desocupación bajó de 6,6% de la población económicamente activa en abril a 6,4% en la última medición. La medición alcanzó un valor mínimo en diciembre, cuando se ubicó en 5,4%.

La tasa de empleo, por su parte, se redujo de forma moderada, de 60,1% de la población en edad de trabajar a 59,9%, durante el mismo período. El mayor registro de ocupación corresponde al mes de febrero de este año, cuando 60,7% de los mayores de 14 años tenían un empleo.

En tanto, el porcentaje de la población en edad de trabajar que se encuentra activo –con trabajo o en la búsqueda de una ocupación– se contrajo de 64,4% a 64,1% durante el quinto mes del año.