La Dirección General Impositiva de Uruguay (DGI), contará con elementos informáticos que le permitirán saber qué persona o empresa puede ser considerada de riesgo en materia de evasión de impuestos.

Según informaron fuentes oficiales al diario El Observador, además de datos de Aduanas y del Banco de Previsión Social (BPS) para definir los perfiles de potenciales evasores, se utilizará al Clearing de Informes, que tiene una de las bases más completas sobre los uruguayos que en algún momento de su vida fueron deudores.

Las autoridades de Impositiva podrán acceder también, a través de un nuevo programa informático, a datos e imágenes de los comercios instalados en una avenida o en cualquier calle, seleccionarlos por rubro, saber cuáles venden con tarjeta de crédito y su historial como clientes de DGI.

Se trata de un sistema de "georreferenciación" que permitirá tener un mapeo digital de todas las empresas del país y su ubicación territorial. Con esos mecanismos, las autoridades buscan preparar mejor las inspecciones.

El director nacional de Rentas, Pablo Ferreri, informó al matutino que a fines de este mes, o a más tardar a mediados de mayo, "se presentarán las nuevas herramientas de fiscalización que están asociadas a una fuerte impronta de utilización de tecnología de última generación".