Luego de dejar atrás los “ruidos” que suelen generar los ciclos electorales en Uruguay, los empresarios que tienen negocios vinculados al consumo privado proyectan un 2015 con una actividad similar a la del año pasado, que en algunos casos mostró un descenso respecto a 2013 como en la comercialización de autos 0 km y electrodomésticos.

La saturación del mercado, el enlentecimiento de la economía y una subida gradual del dólar son algunas de las variables que pautarán el ritmo de actividad de este año. De todas formas, en líneas generales, los empresarios consideran que no será un año malo en ventas pese a no repetirse el boom de 2012 y 2013.

Los últimos datos de Cuentas Nacionales que divulgó el Banco Central (BCU) confirman un menor ritmo de aumento del consumo privado que tiende a alinearse a la marcha general de la economía. En el tercer trimestre, el PIB de Uruguay creció 3,7% en la comparación interanual, mientras que el consumo privado lo hizo 4,4%. De hecho, el crédito a las familias mantiene la misma tendencia.

En tanto, según FocusEconomics en su publicación del LatinFocus Consensus Forecast, el consumo privado tuvo una expansión real en Uruguay de 4,2% en 2014, en baja respecto al 5,3% registrado en 2013. En tanto, para este año proyecta una tasa de 3,6% y de 3,5% para el 2016. Un poco menos optimista es el resultado que muestra el Indicador Adelantado de la Actividad Comercial (Lidcom) que comenzó a elaborar la Cámara de Comercios y Servicios. El Lidcom estimó una expansión de la actividad comercial del 2% en 2014. En tanto, para este año espera un crecimiento tendencial en valores similares, de 2% anual en promedio.

Autos en declive

La comercialización de autos y utilitarios livianos sumó 53.794 unidades el año pasado, en baja de 6,2% respecto al récord histórico de 2013, según datos de la Asociación de Concesionarios de Marcas de Automotores (Ascoma). De esta forma, el mercado cortó la racha de crecimiento sostenido que había iniciado en 2009.

Para el presidente de Ascoma, Agustín Romelli, el descenso en la comercialización de automóviles 0 km el año pasado no fue mayor producto de las “grandes ofertas” que lanzaron algunas marcas y que “distorsionaron” el mercado como, la que protagonizó la japonesa Suzuki. Para 2015, el ejecutivo espera que las ventas totales sufran una retracción del 7% al 10% respecto al año pasado.

“El mercado de recambio está abastecido. Se vendieron muchos autos nuevos en los últimos tres años”, explicó Romelli a El Observador. Para el titular de Ascoma, el consumidor también tiene en cuenta que el contexto económico para este año será diferente al del año pasado, producto del freno que muestra la actividad. “El cliente se fija bastante en eso”, aseguró.

Según Romelli, el mercado uruguayo de 0 km debería ubicarse entre los 46 mil a 48 mil autos anuales. “Esta una muy buena cantidad si lo comparamos con la media histórica”, destacó. El ejecutivo no espera grandes “sorpresas” en materia de campañas agresivas por parte de las concesionarias para colocar más unidades este año.

En tanto, otro factor que puede frenar un poco el mercado es la evolución del dólar. “Cuando sube en forma constante y no afloja es una alerta que el cliente tiene en cuenta. Si es un ajuste gradual, no tiene mayor impacto”, afirmó Romelli, quien agregó que la mayoría de los clientes siguen optando por solicitar créditos en dólares que en otras monedas como la Unidad Indexada.

Shopping y electrodomésticos

El rubro electrodomésticos “sufrió” por la competencia que tuvo en 2014 por la comercialización de autos 0 km, dijo a El Observador el gerente general de Barraca Europa, Gonzalo Suárez. En su caso, la merma de la actividad estuvo entre 15% y 20% por debajo de los niveles de 2013.

El hecho que las familias tomen financiamiento para comprar un automóvil “restringe” el poder de compra para adquirir otros bienes como los electrodomésticos.

Si bien la actividad repuntó en diciembre, no fue suficiente para evitar el declive. Además, enero viene mostrando un comportamiento “flojo” a juicio del ejecutivo. Explicó que aun es “prematuro” proyectar cómo se puede comportar el año porque también inciden las condiciones que habrá una vez que tome las riendas el nuevo gobierno, cuando asuma formalmente funciones (1° de marzo).

“A priori, esperamos un año parecido al de 2014. Tendremos que buscar planes para negociar con los proveedores para buscar rentabilidad”, dijo Suárez.

En una línea, similar el gerente general de Portones Shopping, Nelson Barreto, considera que es “difícil” proyectar el desempeño del 2015. Una de las variables este sector sigue de cerca es qué acontecerá con la economía argentina. “Si realizan algún ajuste como proyectan algunos economistas, el panorama puede cambiar”, apuntó.

En el caso de este centro comercial, hasta noviembre venía con niveles de ventas inferiores a 2013, pero en diciembre quebró la tendencia y la mantuvo en lo que va de enero con un crecimiento interanual del 4%. “La tendencia indicaría que (en 2015) deberíamos estar en los mismos niveles que 2014. Es difícil esperar una caída del comercio”, consideró.

En ese sentido, pese a que se proyectan menores tasas de expansión para la economía uruguaya en el corto plazo, Barreto comentó que siguen arribando franquicias extranjeras interesadas en instalarse en Uruguay. En ese sentido, citó el caso de una importante firma estadounidense que en la última semana estuvo reunida con los shopping para analizar el desembarco en la plaza doméstica.