Los expertos consultados por el Banco Central volvieron a elevar sus expectativas de inflación para este año, luego que el dato de diciembre –superior al esperado por los analistas-, mermara la confianza en que las autoridades lograrán encauzar la suba de precios dentro del rango objetivo.

Según la encuesta mensual que realiza la autoridad monetaria, los consultados esperan un aumento del Índice de Precios al Consumo de 1,05% para enero según la mediana de las respuestas, y un incremento acumulado de 7,35% para todo 2012.

El mes pasado estimaron para este año un aumento de 7,01%, según el sondeo anterior.

La inflación de diciembre fue de 0,7% y más que duplicó la mediana de los pronósticos, que fue de 0,3% para ese período. Incluso, el dato mensual fue superior a la máxima suba proyectada (0,5%).

Las expectativas en la última encuesta fueron desde un mínimo anual de 6,80% hasta un máximo de 7,73%, en cualquier caso por debajo del guarismo del año pasado, cuando se alcanzó una variación del IPC de 8,6%. En la proyección para enero los expertos pronosticaron una suba de la canasta básica de consumo que iría desde 0,78% (mínimo) hasta 1,53% (máximo).

Para el primer semestre, la mediana de las proyecciones marcó un registro de 4,1%.

En tanto, las expectativas muestran que la inflación mantendría la tendencia a la baja en 2013, aunque todavía fuera del rango meta de mediano plazo fijado por el gobierno (4% a 6%).

Para la proyección de 18 meses, que es la que considera el Banco Central para fijar su meta, los expertos esperan un dato anualizado de 6,9% (junio de 2013).

En tanto, para el año calendario 2013, la suba de precios estimada será de 6,3%, de acuerdo a la mediana de respuestas relevadas.