El financiamiento al consumo continúa disminuyendo su ritmo de expansión. La mayor debilidad en el crecimiento fue explicada por una merma en todos los agentes. El crédito concedido a las familias por la banca estatal y las administradoras de crédito creció en octubre a la mitad del ritmo que mantenía en el mismo período del año pasado. Mientras tanto, los bancos privados siguen siendo los menos dinámicos en la evolución del crédito vigente.

En octubre, el total del crédito a las familias con fines de consumo creció 5,1% en términos reales –en moneda local– respecto a igual mes del año pasado. Este incremento fue menor que el del mes anterior, cuando se expandió 6%. De este modo, el financiamiento al consumo mantiene un ritmo de expansión de prácticamente la mitad que el año pasado, cuando crecía 9,1% interanual, según el Índice de Financiamiento al Consumo de El Observador (IFC-EO).

El indicador mide la evolución del financiamiento vigente otorgado a las familias uruguayas, no solamente por los bancos de plaza sino también por las administradoras de crédito y otros agentes del sistema extrabancario, que tienen una importante participación en el segmento.

La medición, construida a partir de información del Banco Central (BCU), no considera el financiamiento a la vivienda ni el crédito automotor.

Por sector. El menor dinamismo del sistema financiero se vio reflejado en todos los sectores. Así, los créditos vigentes concedidos por el Banco República (BROU) desaceleraron su ritmo de aumento por séptimo mes consecutivo, registrando un crecimiento de 5,6% interanual en octubre. En el mismo mes del año pasado, la tasa de aumento fue más del doble: 11,9%.

De igual modo sucede con las administradoras de créditos, que a pesar de ser el sector que mantiene un mayor dinamismo en la concesión de financiamiento al consumo, no escapa a la desaceleración del mercado, con una tendencia a la ralentización desde diciembre. El crédito en el sector aumentó en octubre 7,1% real en la mediación interanual, tras un incremento de 7,9% en el mes anterior.

Los segmentos de la población de ingresos medios y medio-bajos –el principal público de las administradoras– muestran un comportamiento más moderado con relación a la toma de crédito, ya sea por una mayor cautela en sus decisiones financieras o por haber alcanzado niveles de endeudamiento que les fuerzan a reducir la toma de crédito.

En octubre del año pasado, las administradoras de crédito aumentaron su volumen de negocio en 16,3% interanual en términos reales. A su vez, en el período relevado este sector tuvo el menor ritmo de crecimiento desde 2012 –fecha a partir de cuando hay datos disponibles de los créditos vigentes otorgados por las administradoras–.

Los bancos privados, por su parte, además de ser el sector que menos crece desde abril del año pasado –registrando incluso algunos meses de disminución interanual en ese periodo–, fue el que tuvo el freno más marcado en el último mes.

Los préstamos concedidos a las familias aumentaron 1,8% en la medición interanual, desacelerando dos puntos porcentuales su crecimiento respecto al registro de setiembre, cuando el crecimiento fue de 3,8%. Sin embargo, comparando respecto a un año atrás, mostró un leve repunte, ya que en ese momento los créditos vigentes caían 1,9%.

Un año flojo. En lo que va del año a octubre, las administradoras de crédito fueron las únicas que incrementaron su volumen de financiamiento al consumo vigente. Mientras que este sector se recuperó 2,1% en términos reales, los créditos concedidos por el BROU y los bancos privados disminuyeron 2,3% y 4,4%, respectivamente.

Esta situación es muy diferente a lo ocurrido en el mismo periodo del año pasado. Mientras que en los primeros 10 meses de 2013 los bancos privados cayeron en la misma magnitud que este año, el sector público se expandió 11,3% y el dinamismo de las administradoras de créditos fue de 14,4%.

Este sector viene ganando terreno en la participación del mercado del crédito al consumo. En octubre, 23,3% del mercado lo tenía el sector extrabancario, incrementando su cuota de mercado respecto al mes anterior (23,2%).

En la senda opuesta, los bancos privados pasaron de conceder 23% del total de los créditos al consumo del sistema financiero en setiembre a 22,8% el mes siguiente, disminuyendo progresivamente su participación en el largo plazo. Por último, a pesar de que el BROU es el banco que abarca más de la mitad del mercado (53,8%) su participación no varió respecto a setiembre, siendo la más baja en lo que va del año. El gasto en consumo también se modera
Al igual que el crédito, el gasto en consumo de los hogares uruguayos mantiene una senda de lenta pero sostenida desaceleración. Según los datos difundidos el lunes 15 por el Banco Central (BCU), el consumo privado registró un crecimiento de 4,4% en el tercer trimestre del año, respecto a igual período del año anterior. Si bien representa un aumento menor al segundo trimestre (4,6%), es superior al de la economía en su conjunto (3,7%).