El desempleo en un mínimo histórico, y la falta de mano de obra calificada ya son hechos instalados en Uruguay. Con ese panorama, el gobierno se propone capacitar trabajadores específicamente para lo que el mercado laboral demande.

Desde el Poder Ejecutivo ya se viene exigiendo al sector empresarial mejoras en cuanto a la formación y la capacitación de sus trabajadores. Ahora el objetivo es que el mercado sea de calidad y las empresas encuentren a los empleados que necesitan para llevar adelante sus proyectos.

Por eso el Ministerio de Trabajo en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) planificó una encuesta que realizará a empresarios uruguayos para conocer cuáles son sus reales necesidades.

“Hoy estamos capacitando trabajadores a demanda de los empresarios, que son los que tienen el tono de las insuficiencias en materia laboral, y en base a lo que surge de las encuestas que hace el ministerio. Pero estamos seguros de que esta encuesta va a permitir determinar con precisión cuál es la demanda insatisfecha del mercado de trabajo uruguayo y poner acento en la oferta de capacitación en aquellos sectores donde la demanda está insatisfecha”, dijo a El Observador el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta.

La inversión que realizará el BID ronda el US$1 millón, pero el gobierno no deberá reembolsar esa suma. El banco tiene determinados proyectos que ejecuta en debate con el Poder Ejecutivo, y según Brenta, aquí percibió “uno de los cuellos de botella que tiene el país”.

El trabajo será realizado por encuestadoras, y será “la encuesta más grande e importante que se hizo en Uruguay sobre mercado laboral”, dijo el ministro. Se espera que esté finalizada a fin de año, cuando también se presenten las propuestas del gobierno para los jóvenes que no estudian ni trabajan.

Actitudes diferentes. Con respecto a la demanda de capacitación para los empleados por parte de las empresas, Brenta dijo que hay “actitudes diversas”. Por un lado están quienes tienen “actitud proactiva” y se acercan al ministerio y al Instituto de Empleo y Formación Profesional (Inefop), y por otro, quienes “tienen la concepción de que el problema de la ausencia de mano de obra capacitada es de otros y ya va a pasar”, dijo el ministro.

Por el contrario, en el gobierno se entiende que el problema “se puede profundizar” y que “es clave, pensando en los miles de empleos que el crecimiento económico va a generar, jugar con eficiencia para que los recursos se utilicen adecuadamente”, señaló.

Lo que dice la encuesta. Además de las preguntas referentes a la demanda laboral, los empresarios serán cuestionados, sobre detalles de su empresa, proyecciones de venta, fuentes de financiamiento, compras de maquinaria, controles y certificaciones de calidad, uso de tecnologías, innovación de productos y principales obstáculos para la mejora de la productividad, entre otras cosas.