El gobierno uruguayo enviará al Parlamento la próxima semana, un proyecto de ley que plantea modificaciones en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y otro que promueve una baja del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a partir del 1º de enero del próximo año.

El anuncio lo hizo el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, según dijo el senador colorado José Amorín Batlle, durante la visita a la Comisión de Hacienda del Senado, con motivo de dar explicaciones acerca de la rendición de cuentas. Lorenzo no había anunciado las modificaciones en su contacto con la prensa.

Por otro lado, según adelantó Lorenzo en comisión, la mejora del IRPF radicará en un incremento del mínimo no imponible, que hoy está en $15.582 (US$819,3), según adelantó Amorín a la prensa a la salida del encuentro.

Los senadores que integraron la Comisión de Hacienda le consultaron a Lorenzo si, tras esta decisión, pueden crearse nuevos impuestos. Dijo que “si es necesario para cumplir con algunas otras cosas podría haber otros impuestos”, manifestó a la prensa el senador del Partido Colorado, José Amorín.

“Le preguntamos si el gobierno iba a cumplir con los anuncios que había hecho hace un año pasado de que en el 2011 se iba a rebajar el IVA (2 puntos, de 22 a 20%), de que en 2012 que se iba a mejorar el IRPF, elevando el minimo no imponible”, agregó.

La promesa. Durante la campaña electoral, el Frente Amplio prometió que iba a rebajar el IVA y mejorar el IRPF. En marzo de este año, el vicepresidente de la República, Danilo Astori, ratificó la promesa: “Programáticamente tenemos una propuesta de reducir en dos puntos la tasa básica del IVA de modo de llevarla al 20% y eso lo vamos a cumplir”, dijo.

El año pasado, el ministro Lorenzo había anunciado que en 2011 enviaría ambos proyectos al parlamento y que terminarían de promulgarse a principios de 2012. En abril, lo anunció a la salida de un gabinete productivo y hoy se lo comunicó definitivamente a los senadores, en el marco de la presentación por la rendición de cuentas.

Paralelamente a la rebaja generalizada del IVA, el gobierno impulsó en las últimas semanas la Tarjeta Afam, un instrumento de débito que recibirán los beneficiarios del ministerio de Desarrollo Social (Mides), que permite obtener un descuento total de este impuesto en el pago de sus compras.