A pesar de que en julio los precios subieron a una mayor velocidad que en el mes anterior, la inflación interanual registró su primera desaceleración en lo que va de este año.

Según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios alconsumo subieron 0,75% durante el séptimo mes del año. Sin embargo, ese incremento fue menor al registrado en julio del año pasado, lo que llevó al registro internaual de inflación a una reducción de 8,61% a 8,25%.

Aun así, el alza de precios sigue por encima de la meta oficial de entre 4% y 6%. Los analistas privados habían previsto para julio un incremento del índice de Precios al Consumo (IPC) de 0,6%, de modo que los datos dados a conocer por el INE se encuentran levemente por encima de lo esperado.

Los rubros que más se encarecieron en el mes fueron los vinculados con recreación y cultura (2,55%), seguidos por la salud (1,29%) y los alimentos y bebidas (1,08%). En cambio, las prendas devestir y calzado se abarataron 0,59%, mientras que los bienes y servicios de comunicaciones bajaron 0,05%.