El Observador de Uruguay. La baja en el precio de los alimentos durante el mes de abril permitió que la inflación volviera a moderarse por segundo mes consecutivo y se adentre en el rango meta trazado por las autoridades de gobierno.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) tuvo un aumento de apenas 0,07% en el último mes, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto llevó a que la inflación interanual se ubicara en 6,49% en los 12 meses finalizados en abril.

Ese último registro se encuentra por debajo del 6,7% que tuvo lugar a marzo y se trata del ritmo de aumento del costo de vida más moderado desde noviembre.

De esa manera, la inflación se fue adentrando en los últimos meses en el rango de entre 3% y 7% que el Ministerio de Economía (MEF) y el Banco Central (BCU) determinan como objetivo de política.

La estabilidad de los precios en el último mes y su desaceleración en la medición de 12 meses, está fuertemente vinculada a la baja en el costo al público de la canasta alimenticia.

Ese rubro tuvo una baja de 0,33% durante el último mes, lo que lo llevó a ubicarse 6,56% por encima de abril del año pasado. Frutas y verduras bajaron de precio y en particular, las carnes. El pollo entero bajó entero 4,6% respecto a marzo.

Al mismo tiempo, el dólar estable hasta fines del mes pasado ayudó a mantener a raya los registros de inflación. La reciente suba del dólar y los problemas climáticos ponen en duda la persistencia de niveles de inflación en línea con el rango objetivo.