La inflación ya no genera peligro. Conforme el alza de precios se aproxima a su pico máximo de este año, los analistas descartan que alcance las dos cifras en lo que resta de 2011. Una preocupación menos para las autoridades que todavía deben seguir dando batalla para encauzar la variación del Índice de Precios al Consumo (IPC) anualizado dentro de una meta que todavía aparece muy lejana.

Según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios al consumo aumentaron 0,33% durante el mes de mayo. “Este registro consolida la moderación de la inflación que se había ya observado en abril”, señalaron los expertos del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) en un comunicado.

Evaluado en términos interanuales, el alza de precios aceleró levemente, de un registro de 8,34% en abril a 8,53% en la última medición, por debajo del 8,6% que esperaban los expertos consultados en el último mes por el Banco Central (BCU).

Aun cuando la inflación en mayo dio un paso más rumbo a las dos cifras, arroja cierta tranquilidad a los expertos. La analista Vanessa Da Silva, de la consultora CPA Ferrere, explicó que para el registro de junio “se espera que la inflación interanual se mantenga estable o (a lo sumo) presente un pequeño incremento”. El dato de junio cobra especial significación debido a que se trata del “mes donde se daría el pico máximo de la inflación en el año”.

De ese modo y con el actual escenario, “en ausencia de shocks inesperados de gran magnitud, la posibilidad de que la inflación sobrepase en el año el nivel de 10%, presenta una probabilidad prácticamente nula”, señaló.

Otros objetivos
Pero todavía queda mucho por delante. Según señaló el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, a la salida de una reunión con la bancada del Frente Amplio, los datos de mayo confirman “la efectividad” de las políticas impulsadas para el control inflacionario pero que el gobierno seguirá “trabajando en establecer medidas y mecanismos que contribuyan al rápido retorno de la inflación al rango objetivo (4-6%)” .
Los expertos no se identifican con las afirmaciones del ministro y señalan que desde el gobierno las acciones han sido insuficientes. Según el economista Pablo Moya, de la consultora Oikos, “las medidas impulsadas tienen únicamente un efecto indirecto sobre la inflación, a través del tipo de cambio. La política monetaria no ha tenido efecto considerable desde otro punto de vista”.

Por su parte, el consultor independiente Jorge Caumont sostuvo que “la combinación de políticas macroeconómicas no se han mostrado contractivas” y que por lo tanto, no debe atribuirse al gobierno el mérito de la desaceleración de los últimos dos meses.

Incluso, estimó, de continuar con los actuales lineamientos en materia monetaria –donde el circulante de dinero aumentó 22% en los 12 meses a abril–, fiscal y salarial, “se podría asistir a una nueva escalada de la inflación”.

Pero los expertos esperan que el gobierno reaccione con nuevas medidas. Según Cinve, “se requiere aún un esfuerzo significativo de las políticas a los efectos que la inflación converja al rango meta”.

Vivienda y alimentos impulsan IPC
lll El aumento de los precios al consumo durante el mes de mayo se explicó principalmente por el alza de los rubros vinculados con vivienda y alimentación.
En materia de vivienda, los impuestos domiciliarios aumentaron 4% durante el último mes, mientras que los alquileres se encarecieron 1,01% en mayo.

Entre los alimentos se destacaron las subas de los panificados, que en conjunto aumentaron 1,09%, compensados por la baja de 3,09% en el precio de las frutas. Las verduras y hortalizas tuvieron un impacto escaso, con una suba de 0,66%, mientras que la carne bajó 0,1%.

Las comidas fuera del hogar se encarecieron de manera importante, principalmente aquellas a base de harina (0,94% y carnes y pescados (0,85%).lll

Menores ingresos
En los hogares de bajos ingresos, la canasta de consumo se encareció 0,39% en mayo, por encima de la media del país, según datos del Instituto de Estadística de la Universidad de la República.