La inversión industrial de Uruguay cerró el último trimestre de 2010 con expansión, pero terminó el año por debajo del nivel mostrado en 2009. Sin embargo, en el sector se advierten síntomas alentadores respecto al desempeño futuro de la industria local.

Entre octubre y diciembre, el Índice de Inversión en Maquinaria y Equipos (IMEQ) de la industria se incrementó 71% con relación a igual período del año anterior, según divulgó ayer la Cámara de Industrias (CIU).

No obstante, el vigoroso crecimiento mostrado por el indicador durante ese período no logró recuperar la totalidad de la caída observada en el resto del año, y cerró los 12 meses con una merma acumulada de 8% respecto a 2009.

Por otra parte, despejados los efectos causados por fenómenos estacionales e irregulares, el IMEQ registró el cuarto trimestre de aumento consecutivo.

A nivel de tipo de maquinarias y equipos comprados por las industrias, se destacaron por su incidencia los aparatos de destilación o rectificación, los intercambiadores de calor y las demás partes y accesorios de máquinas y aparatos para imprimir.

De no incluirse las empresas instaladas en zonas francas ni la refinería de ANCAP, las industrias que realizaron la mayor importación de bienes de capital durante el año pasado fueron el fabricante de plásticos Cristalpet, con adquisiciones por
US$7,2 millones, Alcoholes del Uruguay (US$5,2 millones), Fábricas Nacionales de Cerveza (US$2,2 millones), Establecimientos Colonia (US$2,1 millones) y Frigorífico Carlos Schneck (US$1,7 millones).

En tanto, a nivel de sectores, la inversión en las firmas productoras de alimentos y bebidas mostró una recuperación interanual de 65% entre octubre y diciembre, aunque en el acumulado anual la caída experimentada fue de 42% en comparación a 2009. El resto de la industria exhibió un incremento de 72% en el último trimestre y en el cierre anual un descenso de 1%.

Expectativas. De acuerdo a los datos relevados por la CIU para la elaboración del IMEQ se estimó una inversión bruta total del sector manufacturero en 2010 de US700 millones.

El monto invertido el año pasado fue 1,6% inferior al observado en 2009, y en términos del Producto Bruto Interno (PBI) industrial se constató la primera caída desde 2006, la que se situó en 5%. De esa manera, la incorporación de bienes de capital en el sector durante ese año representó 19% del nivel de actividad registrado.

De todas maneras, el deterioro en los números que arrojó la comparación anual de la inversión industrial no desalienta a los empresarios del sector.

El informe de la CIU señala que “igualmente los datos de inversión industrial para 2010, que surgen del procesamiento del IMEQ, resultan alentadores si se considera que la producción industrial permanece en una situación de relativo estancamiento en los últimos años”.

“Se podría inferir, además, que se mantendrían las expectativas positivas por parte de los empresarios industriales respecto al comportamiento futuro del sector, lo que permite convalidar los mayores niveles de capacidad ociosa que se registran en la actualidad, apostando a una recuperación futura de la producción”.