Asistir a un colegio y salir a comer encabezaron la lista de los bienes y servicios que más se encarecieron durante 2012. De hecho, en los últimos años la educación se mantuvo en los primeros lugares en el ránking de los rubros que mayores alzas registraron y eso llevó a que los precios asociados a algunos servicios de enseñanza como, por ejemplo, la cuota de los colegios en secundaria, se duplicaran en menos de seis años.

En diciembre de 2012, los servicios de educación que componen la canasta de consumo de los uruguayos se encarecieron en promedio 12,16% respecto al año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De esa manera, el incremento se ubicó muy por encima de la totalidad de los bienes y servicios que componen la canasta, que en el último año subieron 7,48%.

La mayor suba se registró en la enseñanza secundaria, donde la cuota mensual subió 15,43% durante el último año. En segundo lugar se ubicó la educación primaria, con un aumento de 13,74%, seguida de cerca por los servicios preescolares, que se encarecieron 13,05%.

En tanto, la educación universitaria, y la enseñanza de idiomas y computación, registraron aumentos más similares a los del conjunto de bienes y servicios que consumen los uruguayos. Las universidades privadas subieron 8,12% su matrícula, mientras que los cursos de idioma se encarecieron 7,77% y los de computación 5,3%.

En un contexto de importante crecimiento del poder de compra por parte de las familias uruguayas, y de un incremento de los costos en un sector en el cual los salarios representan 80% de la ecuación de gastos, el precio de la educación se disparó en los últimos años.
Entre diciembre de 2006 y 2012, el costo de asistir a un colegio privado para cursar secundaria aumentó 103,14%. Eso implica que se duplicaron durante un período en el cual la totalidad de los bienes y servicios de la canasta de consumo subieron 56,6%.

Pero no solo la educación tuvo una fuerte suba durante el último año, también los servicios de restaurantes y hoteles registraron un incremento de precios muy por encima de la media durante el último año, de 11,56%. Eso se debió en su mayor parte al encarecimiento de las comidas fuera del hogar.

En el último año, comer una hamburguesa al pan en un bar se encareció 15,58%, mientras que una porción de muzzarella subió 14,87%, prácticamente el doble que la canasta de consumo relevada por el INE.

Al igual que en el caso de la enseñanza, los restaurantes se caracterizan por una importante participación del gasto en salarios dentro de los costos asociados a la actividad.

En los primeros 11 meses del año los salarios aumentaron 14,39% en el sector de restaurantes y hoteles, mientras que en el caso de la educación la suba fue de 9,74%. Sin embargo, eso no contempla el acuerdo de ajuste salarial alcanzado en diciembre, con un retroactivo de 5,2% a agosto del último año.

Más allá de la evolución de los precios por grandes rubros y considerando únicamente los productos, el mayor aumento anual –fuera de las frutas y verduras, que tienen una importante volatilidad– fue el pasaje de barco, que subió 35,07% por una mayor demanda producto del cierre de la compañía aerea Pluna.

Algunas cifras:

103,1%
Educación secundaria. En los últimos seis años, el costo de la enseñanza privada se duplicó.

56,6%
Canasta de consumo. El encarecimiento de la educación fue prácticamente el doble que la suba de precios de la canastas de consumo de los uruguayos.