Montevideo. Uruguay emitió este lunes un bono global referencial por US$1.000 millones en unidades indexadas a la inflación con vencimiento en 2028, en un intento por reducir la participación de las monedas extranjeras en su deuda, informó una fuente del Gobierno.

Los bancos Citi y HSBC colocaron este título, que se emitió con un cupón de un 4,375%. Fue adquirido principalmente por clientes institucionales extranjeros, bancos y fondos de pensión locales, dijeron fuentes del mercado financiero.

Se emitió un monto total de 19.906 millones de pesos (unos US$1.005,4 millones) por los bonos 2028, de un máximo de US$2.000 millones habilitado, dijeron a Reuters agentes involucrados con la transacción.

El Bono Global 2028 se amortizará en tres cuotas anuales a contar de 2026 y estará regido bajo la normativa de Nueva York.

Una fuente del Gobierno dijo a Reuters que hay satisfacción por el resultado de la colocación. Operadores bursátiles precisaron, sin embargo, que la expectativa oficial era superior, en torno de los US$1.500 millones.

En mayo, el país sudamericano realizó una exitosa emisión de bonos samurái a 10 años en Tokio, por US$493 millones, para diversificar sus fuentes de financiamiento. Para entonces, la demanda fue el doble a la cifra ofertada.

"Básicamente, el corazón de esta operación es canjear deuda en moneda extranjera a moneda local. Esto va en línea con el objetivo nuestro de desdolarizar la deuda", dijo a Reuters la directora de la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía, Azucena Arbeleche.

Reducir el peso de monedas extranjeras en la deuda es un aspecto fundamental para que el país pueda recuperar el grado inversor que perdió en 2002 ante una severa crisis financiera, según han subrayado las calificadoras de riesgo en reiteradas oportunidades.

El 59% de la deuda de Uruguay estaba en moneda extranjera a septiembre, frente a un 41% en moneda local, según los últimos datos oficiales.

Canje y recompra. Además de los títulos 2028, con calificaciones Ba1/BB+/BB+, se abrió la posibilidad de acceder a un canje por los Bonos Globales 2018 y una recompra de bonos en moneda extranjera hasta este viernes.

"La tercera parte de esta operación es un exchange (canje) de bonos en unidades indexadas con vencimiento en 2018 (...). Por un lado, emitimos en unidades indexadas y cancelamos deuda en moneda extranjera y, por otro lado, el UI-18 se estaría extendiendo y canjeando por un UI-28", explicó Arbeleche.

Operadores bursátiles locales difieren acerca de la conveniencia de acceder al canje de bonos globales a 10 años, considerando el pago adicional ofertado.

"Los fondos y los bancos están pasando por un momento de apretar los cinturones, necesitan liquidez. El premio que pagan por el (bono) 2018 y el plazo quizás no es tan atractivo como para esperar 10 años más", dijo Angel Urraburu (hijo), de Urraburu e Hijos Corredor de Bolsa.

El Ministerio de Economía propuso a los tenedores de Bonos Globales 2018 que quieran canjear una compra al 110,25% de su valor nominal. En el mercado cerró a 108,50% este viernes.

La inflación del país sudamericano fue de un 8,4% en los últimos 12 meses a noviembre. La meta oficial del Gobierno es registrar una inflación máxima de un 6% en 2011.