La masa salarial se duplicó en Uruguay en poco más de cuatro años; 142% fue el incremento en dólares. En un escenario de expectativas al alza, el dinero en el bolsillo de los trabajadores se vuelca al consumo, provoca tensiones sobre la demanda e impulsa al alza el nivel de precios.

Durante 2010, en cambio, el crecimiento de la masa salarial muestra señales de moderación y se adecua al crecimiento de las demás fuentes de ingresos.

Según un estudio realizado por El Observador, la masa salarial se duplicó entre junio de 2006 y enero de 2011. en término reales implicó un incremento de 43% en la capacidad de consumo total de trabajadores.

En cuatro años y medio el salario promedio aumentó 74,6%, al tiempo que se incorporaron un total de 208 mil nuevos trabajadores al mercado laboral. No se trata únicamente de un aumento de sueldos derivado de los Consejos de Salarios, sino también de la dinámica propia de un mercado en expansión.

Conforme los trabajadores disponibles se insertaron en los nuevos puestos de trabajo, el desempleo bajó a sus mínimos históricos y obligó a las empresas a batallar entre ellas por trabajadores calificados. El exceso de demanda en el mercado laboral presionó al alza las remuneraciones.