Montevideo. El director de la dirección General Impositiva (DGI), Pablo Ferreri, informó que la tasa de evasión de impuestos de Uruguay es la más baja de Latinoamérica y constituye referencia para la región en administración tributaria.

La autoridad relató que la entidad que lidera recauda al año unos US$6.000 millones de dólares, que corresponde al 85% de los ingresos del gobierno central.

De acuerdo a Prensa Latina, entre los objetivos de la administración se contempla la rebaja del 2% del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Esta medida, explicó Ferreri implicará dejar de percibir US$300 en las arcas fiscales.

El personero recordó que durante el período 2005-2010 se invirtieron US$15 millones en tecnología y capacitación de recursos humanos, dinero que en parte provino de ayuda de organismos internacionales.

"Para el período 2010-2015 se tratará de conservar el mismo nivel monetario pero ya asegurados con fondos propios, lo que es una clara decisión del ejecutivo de tener un bien público uruguayo de calidad", enfatizó.