El Observador de Uruguay. La economía de Uruguay crecería un 3% en 2018, desde el 2,7 % del año pasado, en parte gracias a la reapertura de la refinería de la petrolera estatal ANCAP, que atravesó tareas de acondicionamiento en 2017, señaló el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

Los principales motores del crecimiento de la actividad durante el último año fueron el consumo privado y las exportaciones de bienes y servicios –donde los ingresos por turismo jugaron un rol importante–.

El consumo de los uruguayos creció a una tasa de 4,4%, luego de dos años de estancamiento. En 2016 apenas se expandió 0,1% y el año anterior se contrajo 0,5%. La de 2017 fue la tasa de crecimiento del consumo privado más alta desde 2013.

Emisión externa en dólares. Por otro lado, Astori informó que Uruguay prevé colocar bonos en moneda extranjera en el mercado global de capitales "inminentemente", después de solo haber emitido deuda en pesos uruguayos el año pasado.

Este año el gobierno necesitará US$3.000 millones para cubrir déficit y cancelar deuda, de los cuáles US$2.100 millones serán conseguidos en los mercados internacionales.

Una de las razones manejadas por el gobierno es que hace ya 20 meses que el país no realiza operaciones en el mercado de bonos en dólares.

"Es para nosotros el mercado más profundo, más líquido y más estable. Es importante tener a los inversores en esos activos en una relación activa con Uruguay", había dicho semanas atrás a El Observador, el director de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF Herman Kamil Kamil.

Astoria participa de la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que tiene lugar en la ciudad argentina de Mendoza hasta este domingo.