Ese comentario lo formuló este jueves en un desayuno de la Asociación de Dirigentes de Márketing (ADM), donde junto a Tracy Betts, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y María de los Angeles González, represente del Fondo Monetario Internacional (FMI), se analizó la crisis económica global, y sus perspectivas.

Sténeri afirmó que el sistema bancario uruguayo tiene liquidez y está bien regulado,; el endeudamiento es bajo en relación al Producto Bruto Interno y además los vencimientos son bajos a corto plazo; hay buenas reservas en el Banco Central; y se negociaron créditos contingentes para ser utilizados si son necesarios, todo lo cual posibilita que Uruguay tenga un escudo para contener los efectos de la crisis.

La representante del FMI, señaló que aún “hay riesgos” en el escenario internacional

por una expansión de la crisis europea a los países que son su núcleo duro, la desaceleración de EEUU y un “aterrizaje suave” en China y otros asiáticos. Los técnicos del FMI son como los geólogos que pueden predecir un terremoto pero no saben exactamente cuándo llegará, comentó González. Señaló que en los últimos días “aumentó la posibilidad de contagio de la crisis europea” e incluso Alemania tuvo problemas para colocar bonos. Para América Latina, advirtió de que hay “signos de recalentamiento” de las economías con una aceleración del consumo, en promedio superior a 12%.

Por su parte, Betts (BID), dijo que el contexto internacional redujo las expectativas de crecimiento.

Estimó que para el organismo la región crecerá 4% este año y advirtió de un descenso en los precios de los comodities, de los flujos de inversión extranjera y de las remesas.