Tanto la pobreza como la indigencia se redujeron en Uruguay durante el último año, según los datos divulgados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante 2010 la pobreza bajó de 14,7% de los hogares uruguayos a 12,6%, mientras que los hogares en condición de indigencia se redujeron en dos décimas, de 0,8% a 0,6%.

Considerada por personas, la pobreza en 2010 se redujo a 18,6%, lo que significa 2,3 puntos porcentuales por debajo del valor de 2009.

Cuando se evalúa el indicador por áreas geográficas se constata que las personas por debajo de la línea de pobreza en Montevideo y localidades urbanas se ubicaron en 23,8% y 21,6% respectivamente, mientras que en el interior rural la incidencia fue de 6,2%.

En igual sentido, la población indigente del país descendió 0,5 puntos porcentuales para situarse en 1,1% en el último año, frente al 1,6% registrado en 2009.

Eso significa que de cada 1.000 personas 11 no superan el ingreso mínimo que les permite cubrir sus necesidades básicas alimentarias.

La reducción de la pobreza se dio con más fuerza en Montevideo que en el resto del territorio, mientras que en el caso de la indigencia la principal contribución fue de los hogares ubicados en el interior rural.