Observador.com.uy El mercado de crédito al consumo frenó en abril-junio la tendencia de recuperación que registró en enero-marzo, lo que se debe a conjunción de factores de oferta y demanda, y ratifica que el crecimiento de la economía uruguaya no se refleja en la situación de los consumidores, según el último Monitor de Mercado de Crédito al Consumo que divulgó Pronto!.

La oferta tiene ciertas restricciones por el cuidado de las empresas del sector ante un incremento de la morosidad, mientras que la demanda no empuja el mercado al alza, ya que las personas expresan prudencia a la hora de decidir compras y financiamiento, explica el trabajo de la financiera. Respecto a la mora en alza en los últimos meses, las explicaciones de los usuarios para no cumplir con sus obligaciones son mayoritariamente debido a problemas de pérdida de empleo, dificultad para conseguir nuevo puesto de trabajo, o disminución de la cantidad de horas trabajadas, subraya el informe.

El sector de crédito al consumo tuvo durante 2016 un freno de su crecimiento, pero el primer trimestre de 2017 había insinuado una recuperación más fuerte, lo que no tuvo continuidad en el segundo.

El relevamiento del período abril-junio arroja que el porcentaje de personas con algún tipo de endeudamiento se sitúa en 81%, lo que en la comparación interanual significa un leve incremento de dos puntos recuperando valores similares al 2014. También se mantiene estable en 61% el porcentaje de personas con créditos vigentes, como también el promedio de créditos u órdenes de compras vigentes por persona (2,1 en promedio) respecto a igual trimestre del año pasado. En cambio, el peso que tiene la cuota, por préstamos, órdenes de compra o pagos mínimos de tarjeta de crédito, sobre el ingreso mensual total descendió por tercer trimestre consecutivo. Había bajado de 34,5% en diciembre a 33,6% en marzo y ahora se contrajo a 27,8% en trimestre cerrado a junio.

Por otro lado, el monitor de Pronto! también destaca incremento del endeudamiento del segmento en términos reales en el entorno del 4% respecto al año anterior, lo que se explica en partes iguales por un aumento del porcentaje de personas con deuda y un salto del pasivo per cápita. Asimismo, hay un repunte respecto a la medición anterior la propensión a contratar créditos a futuro llegando al 20%, alcanzando el mismo valor que tenía un año atrás.

Destino y perspectivas.- La refacción del hogar se mantiene como principal destino de los préstamos, aunque hay tendencia creciente del pago de otras cuentas (préstamos o tarjetas, UTE, OSE o ANTEL), cuya suma asciende al 27%.

Los clientes se mostraron cautos sobre la mejora de sus finanzas y la economía en general, ya que creció el porcentaje quienes creen que su situación personal y del país permanecerá igual: tienen a ser más pesimistas con la situación del país que con la personal, según Pronto!. En diciembre los que creían que iba a estar mejor eran 34% y en marzo bajó a 30%, porcentaje que se mantuvo en junio. Los que creen que la economía estará igual habían aumentado de 53% en diciembre a 55% en marzo, y ahora sube a 57% en junio.