El Observador de Uruguay. La suba del dólar y en particular, el encarecimiento de algunos productos alimenticios, empujó en junio la inflación hasta un nivel que no se veía desde hacía más de un año y medio.

Los datos divulgados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que los precios al consumo subieron 8,11% en los 12 meses finalizados en junio, la mayor variación desde octubre de 2016.

De esta manera, la inflación se aleja del rango meta trazado por las autoridades, de entre 3% y 7%, que se abandonó en mayo.

La suba en el precio de los alimentos fue de 2,3% durante junio y de 10,6% en los últimos 12 meses. Junto con bebidas alcohólicas y tabaco, se trata del rubro que más se encareció desde junio del año pasado.

Dentro de los alimentos, se destacó el aumento de precios de legumbres y hortalizas, de 13,7%. En tanto, los panificados subieron 1,1% y la carne 1,4%.

Otro rubro con fuerte aumento fue el transporte, donde pesó la suba del dólar, principalmente en la adquisición de vehículos y pasajes aéreos. La suba en el mes fue de 1,4%, aunque en el año móvil el incremento es de 7,4%, por debajo de la inflación en su conjunto.