Uruguay incrementó en agosto su superávit comercial a US$134,4 millones desde los US$24,6 millones de un año atrás, ante menores importaciones públicas y privadas de maquinaria y equipos de transporte, que contrarrestaron una leve caída en las exportaciones, dijo el banco central.

En los últimos 12 meses a agosto el resultado fue deficitario en US$1.697 millones, levemente inferior al saldo negativo de US$1.740 millones registrados entre septiembre de 2013 y agosto de 2014.

Las importaciones en agosto se redujeron un 19,8% a US$636,7 millones, mientras que las exportaciones se contrajeron un 5,7% a US$771 millones.

Mientras que la compra de bienes de consumo se mostró prácticamente estable, con una leve caída de un 1,5% a US$ 220,5 millones, la adquisición de bienes de capital bajó un 39,7% a US$92,8 millones por menos maquinaria y equipos de transporte.

Por su parte, la venta de animales vivos aumentó un 8,4% a US$ 201,9 millones, pero los cereales cayeron un 35,5% a US$73,7 millones.

Los principales clientes de Uruguay en agosto fueron Brasil, con compras por US$11,9 millones pese a una caída de un 19,6%, la Unión Europea, con US$96,9 millones tras un alza de un 4,5% y China, con US$82,2 millones de dólares ante un avance de un 3,1%.

Estados Unidos adquirió US$42,7 millones luego de incrementar sus compras un 39,4%.