Montevideo. La inflación en Uruguay se ubicó en junio en 0,35%, menor al registro de 0,43% de igual mes de 2013, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Indice de Precios al Consumo (IPC) en el último año móvil acumula así un avance de 9,08%, por encima del 8,21% de un año atrás y sigue arriba del techo del rango meta oficial de 7%.

Desde marzo el gobierno aplica rebajas en las tarifas de los servicios de energía y comunicaciones y promueve acuerdos en los precios de los productos de la canasta básica ante la presión inflacionaria.

Según el reporte del INE, el principal incremento se dio en el rubo bebidas alcohólicas y tabaco (+2,26%), seguido por bienes y servicios diversos (+0,79%) y recreación y cultura (+0,65%).

Sólo hubo una baja, aunque marginal, en el sector transporte (-0,02%).

Entre enero y junio el IPC acumula una expansión de 5,38% frente a 4,84% de igual lapso de 2013.

El equipo económico del gobierno espera que la inflación converja gradualmente en el rango meta oficial de entre 3% y 7%.

Los analistas consultados en la última encuesta de expectativas del Banco Central (BCU) habían pronosticado un alza del IPC de 0,35% para junio.

Uruguay cerró 2013 con una inflación anual de 8,52%, lo que implicó una aceleración frente al dato de 2012 (+7,48%) y un enlentecimiento marginal con 2011 (+8,6%).