El Observador de Uruguay. La Heritage Foundation de los Estados Unidos publicó los resultados de la edición 2018 del Índice de Libertad Económica, uno de los más importantes a nivel internacional, utilizado ampliamente en ámbitos académicos y empresariales.

Como en las ediciones anteriores se encontró una fuerte relación entre la libertad económica y el desarrollo económico y social de los países. Asimismo, se verifica un aumento del puntaje promedio mundial, tendencia que se viene sosteniendo en los últimos años.

Uruguay se mantiene en el puesto 38 a nivel mundial y 4 en la región de las Américas, pese a que cayó medio punto en su calificación.

Resultados globales. El índice se divide en 4 áreas que integran 12 componentes: Estado de Derecho (derecho de propiedad, efectividad judicial e integridad del gobierno); tamaño del Estado (carga tributaria, gasto público y salud fiscal); eficiencia regulatoria (libertad empresarial, libertad de trabajo y libertad monetaria) y apertura de los mercados (libertad de comercio, libertad de inversión y libertad financiera).

En la región de las Américas se encuentra en la cuarta posición, por debajo de Estados Unidos, Canadá y Chile y por encima de Jamaica, Colombia y Perú que tienen puntajes similares.

La libertad económica en el mundo se expandió por sexto año consecutivo, una tendencia que se puede constatar en el largo plazo, ya que el último año es el de mayor promedio global, superando en más de 3 puntos al que se alcanzó en la primera edición del informe en 1995.

En la presente edición 102 países mejoran su puntaje y 75 lo empeoran. Los 3 países con mayor libertad económica del mundo son Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda. Los 3 de menor puntaje son Cuba, Venezuela y Corea del Norte.

Los países más libres tienen un ingreso por habitante muy superior a los países con menores grados de libertad económica. Mientras que los países con economías libres tienen un ingreso por habitante de US$ 60.194, los menos libres, aquellos que presentan economías reprimidas, solo alcanzan los US$ 8.058.

También se encuentra una clara relación entre mayores niveles de libertad económica, mayores niveles de riqueza y menores niveles de pobreza. Asimismo, se encuentra que la libertad económica se relaciona positivamente con la democracia, la innovación y el desarrollo social.

Resultados para Uruguay. Uruguay obtuvo un puntaje de 69.2 sobre 100, medio punto menos que en 2017, lo que lo ubica en la posición 38 del ranking entre 180 países evaluados, en la categoría de "moderadamente libres".

En la región de las Américas se encuentra en la cuarta posición, por debajo de Estados Unidos, Canadá y Chile y por encima de Jamaica, Colombia y Perú que tienen puntajes similares.

"A pesar de que el crecimiento económico se recuperó en Uruguay en 2017, el gobierno enfrenta la necesidad de una consolidación fiscal debido al deterioro de las cuentas fiscales de 2014-2016, que provocan un mercado de trabajo inflexible y altos impuestos", dice el informe.

"La economía uruguaya se destaca en la región debido a su relativa apertura, basada en un fuerte compromiso para sostener el Estado de Derecho. Uruguay es considerado el país menos corrupto de América Latina, incluso por encima de Chile", añade el trabajo.