Montevideo. Los supermercados de Uruguay acordaron con el gobierno un paquete de medidas para frenar la inflación que incluye una baja de 10% en los precios de los bienes de la canasta básica y el congelamiento del resto de los valores, dijo este martes el dirigente del sector, Fernando Vieites.

"Apoyamos la intención del gobierno de contener la inflación y por eso acordamos no subir los precios hasta fin de año", dijo  Vieites, presidente de la Asociación de Supermercados, a la radio local El Espectador.

La inflación en el año móvil con cierre en septiembre se sitúa en 8,64%, siendo que el rango meta oficial del gobierno es de entre 4% y 6%.

Vieites explicó que el acuerdo prevé ofrecer desde el próximo fin de semana una canasta básica de productos con un descuento del 10% y, a su vez, congelar todos los precios salvo el de la carne y las hortalizas.

Los pequeños comercios anunciaron que no acompañarán la iniciativa porque no pueden absorber esos costos, según el Centro de Almaceneros, Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines, que los agrupa.

La última encuesta de expertos que realiza el Banco Central (BCU) arrojó una proyección de inflación acumulada para 2012 de 8,30%.

Uruguay cerró 2011 con un incremento promedio de los precios minoristas de 8,6%.