Ciudad de México. La cartera de crédito otorgada por la banca comercial para el consumo a través de tarjetas de crédito recobró dinamismo al iniciar el 2018, informó Banco de México (Banxico) este miércoles. 

Luego de que en diciembre este destino del crédito reportará un alza marginal de 0,8% real anual, su peor resultado desde octubre de 2015, en el primer mes del año el crédito vía plásticos aumentó en 2,2% a tasa real, enmarcando su mayor crecimiento en siete meses.

En el transcurso de 2017 la demanda de crédito por medio de tarjetas de crédito se vio limitada por el entorno de incertidumbre que derrumbó la confianza de los consumidores, en medio de la tendencia creciente de los precios que afecto sus ingresos reales.

Los créditos personales también recuperaron dinamismo al arrancar el año, con un aumento de 6,1% real logró alcanzar la mayor expansión para esta cartera de crédito desde mediados del año pasado. 

El financiamiento para bienes de consumo duradero, como autos, muebles y electrodomésticos, se mantuvo en crecimiento con un incremento de 10,7% real anual. Sólo los créditos de nómina se contrajeron 1,3% al interior de la cartera de crédito al consumo, cifra con la que acumulan ocho meses en terreno negativo.

En suma, el financiamiento para consumo repuntó con un alza de 2,7% real, la más importante de los últimos seis meses y que ha sido impulsada por el descenso de la inflación al arrancar el año. La demanda de crédito también se incrementó en el sector hipotecario, con un alza de 2,5% respecto a enero de 2017, y en el sector empresarial, donde la cartera se expandió 8,6% real.

El crédito al sector privado no financiero reportó un alza de 5,8% en enero, la más significativa en cinco meses.