Las utilidades del sector financiero en Costa Rica, a junio de este año, superaron, por un 21%, para llegar a un monto total de US$223.561, al mismo período de 2011, según informa El Economista.

Este crecimiento es explicado por un sistema financiero mucho más eficiente que mantiene los gastos administrativos en un 4%, pero sin aumentar el tamaño de los depósitos bancarios, destaca El Financiero. De hecho, los pasivos han caído en un 2%, especialmente por los bancos públicos.

Este análisis se desprende del último ranking de grupos financieros que elaboró El Financiero con datos al cierre de junio de este año.

De este modo, destaca el análisis, los bancos están sacando más provecho al negocio por menos costos.

El indicador de eficiencia se mantiene en un 69%, un valor similar al registrado en diciembre de 2011. Con eso, el sistema financiero confirma, otro año más, que se ha recuperado de los efectos de la crisis, sufridos más que todo entre 2009 y 2010.

Por otro lado, hay una evidente desaceleración en el otorgamiento de crédito. A diciembre de 2011, la colocación del crédito crecía en un 15%, mientras que en junio lo hacía a un 9%.

No obstante, la expectativa de los ejecutivos bancarios es que el acceso al financiamiento siga creciendo y concluya este año con una tasa de dos dígitos.

Para 2013, el optimismo continúa, en tanto los banqueros consideran que será un año de “vacas gordas.”

* Ver nota en Eleconomista.net