La Habana. El valor de las exportaciones estadounidenses de alimentos y productos agrícolas cayó 26% en 2009, cuando una crisis de liquidez obligó a la isla a reducir su abultada cuenta de importaciones, dijo este miércoles un grupo comercial en Nueva York.

La severa caída desde US$710 millones vendidos en 2008 interrumpió una tendencia ascendente desde que el gobierno estadounidense autorizó las exportaciones agrícolas a la isla de gobierno comunista en el 2000, en una enmienda a su largo embargo contra Cuba.

"La caída no tiene nada que ver con las leyes de Estados Unidos, las regulaciones, ni los precios. Es sólo consecuencia de que Cuba atraviesa por problemas comerciales y económicos", dijo John Kavulich, asesor del U.S.-Cuba Trade and Economic Council.

Nada indica que en 2010 las exportaciones se recuperarán, dijo a Reuters.

Cuba ha visto sus reservas internacionales caer seriamente por la recesión global, que redujo sus ingresos por exportaciones de níquel y turismo, dos de sus principales fuentes de ingresos.

Grandes huracanes que barrieron la isla en 2008 consumieron aún más sus recursos.

El presidente Raúl Castro ha tomado varias medidas destinadas a producir más alimentos en la isla y reducir la dependencia de las importaciones.

Cuba importa alrededor de 70% de su comida por su incapacidad de producir lo que necesita.

El valor de US$710 millones en 2008 fue en parte debido a un alza de los precios de las materias primas, dijo el U.S.-Cuba Trade and Economic Council.

Estrictas regulaciones estadounidenses exigen a Cuba pagar sus importaciones en efectivo y por adelantado, sin permitirle acceder a créditos.

En los últimos años, la isla se ha aproximado a gobiernos más amigables, que le ofrecen condiciones más flexibles de largo plazo.

"Están volviéndose hacia los proveedores que no tienen problemas con esperar por su dinero", dijo Kavulich.

Venezuela es el principal aliado político y socio comercial de Cuba. Estados Unidos ocupaba el quinto lugar en 2008, el último año con cifras disponibles.

Aún así las exportaciones convirtieron el año pasado a Cuba en el 36 mayor mercado para los productos agrícolas de Estados Unidos, dijo el U.S.-Cuba Trade and Economic Council.

Cuba importó el año pasado de Estados Unidos pollo congelado, trigo, maíz y soja.