Ramón Fonseca Mora, director de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, que se encuentra en el centro de un escándalo internacional por la filtración de supuestas operaciones financieras off shore de líderes y personajes mundiales, dijo en entrevista a la TVN Noticias de Panamá que el bufete no ha actuado mal y que es víctima de un ataque internacional contra la privacidad.

Fonseca Mora, cofundador, accionista y director actual del bufete, dijo en una entrevista telefónica que la firma sufrió un ataque cibernético "limitado", el cual ya fue informado a sus clientes. Además desestimó ante los entrevistadores tener alguna clase de responsabilidad en otros ilícitos, como la operación "Lavado de Autos" en Brasil, que tiene contra las cuerdas a la administración de Dilma Rousseff y a la petrolera estatal, Petrobras.

Los documentos fueron filtrados al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés) y más de 100 organizaciones de noticias del mundo. Mossack Fonseca negó haber cometido ninguna ilegalidad.

"Pienso que la filtración probará ser probablemente el mayor golpe que el mundo 'offshore' haya recibido debido al alcance de los documentos", dijo Gerard Ryle, director del ICIJ. 

Fonseca Mora dijo que la firma, que se especializa en la creación de empresas offshore, ha formado más de 240.000 sociedades y que la gran mayoría de ellas ha sido para usos legítimos.