Caracas. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, aseguró este domingo que en la conversación sostenida por el economista Ricardo Haussman y el empresario Lorenzo Mendoza, donde acuerdan una estrategia para entregar el país al Fondo Monetario Internacional (FMI), no hay nada "que constituya un delito".

En entrevista, Capriles dijo: "Yo no veo en esa conversación nada que tenga, que sea, digamos, que constituya un delito por ninguna ley venezolana".

El audio de la conversación entre ambos fue difundido hace un par de semanas por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), puntualizaba tres ideas:

-El plan de salir del gobierno del presidente Nicolás Maduro con ayuda internacional.

-La aplicación de un paquete macroeconómico del FMI para los venezolanos y

-La hipoteca del país al capital privado.