Caracas. La pobreza en Venezuela subió a un 87% de la población en 2017 desde un 81,8% el año previo y el venezolano perdió un promedio de 11,4 kilos el año pasado frente a ocho del anterior, según un estudio divulgado este miércoles que fue realizado por las principales universidades del país.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2017 reveló algunas de las dificultades que encaran los cerca de 30 millones de habitantes de Venezuela, azotada por la peor crisis económica en su historia moderna con una fuerte recesión e hiperinflación, según cifras de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición.

El indicador de pobreza "está mostrando es que es tan absolutamente generalizado esta disparidad entre el crecimiento de los precios y los salarios de la población que ya prácticamente no hay venezolano que no sea pobre", dijo María Ponce, una de las investigadoras que participó en la elaboración del estudio.

La encuesta fue realizada a 6.168 personas de entre 20 a 65 años de edad de todos los estratos sociales en cinco regiones del país, entre julio y septiembre del 2017. Fue hecha por docentes de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de la Universidad Simón Bolívar (USB).

La tasa de pobreza fue calculada tomando en cuenta las condiciones de vivienda, servicios, estándar de vida, educación, trabajo y protección social de cada entrevistado, explicó el estudio. "Si un hogar sufre múltiples privaciones (25%) de estas condiciones se considera pobre", explicó.

De acuerdo a los criterios usados en el estudio, en el 2017 un 61,2% de la población venezolana sufría pobreza extrema, desde un 51,5% el año previo.

"Es el empobrecimiento país (...), lo que está pasando es que el ingreso se está pulverizando", agregó Ponce en una conferencia de prensa.

Otra especialista que formó parte del equipo investigador, Marianela Herrera, destacó que debido al repunte inflacionario, el venezolano ha cambiado su dieta, come menos o se salta comidas.

La Encovi fue hecha por primera vez en 2014 ante lo que los investigadores calificaron como la carencia de datos oportunos y confiables por parte del gobierno.

No fue posible de inmediato obtener una reacción del Gobierno del presidente Nicolás Maduro sobre los resultados de la encuesta.

Según las últimas cifras oficiales, la economía se contrajo un 16,5% en 2016 y la tasa de pobreza fue del 33,05% en el primer semestre del 2015, según el último estudio oficial divulgado hace dos años y medio por el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).