Los comerciantes venezolanos iniciaron 2011 con pocas expectativas de que el comportamiento del sector terciario mejore con respecto a los resultados de 2010.

Luego de que en el último trimestre del año pasado las ventas del comercio y los servicios se derrumbaron 28,4% con relación a igual período de 2009, casi ocho de cada 10 comerciantes (76,6%) del país manifestaron que no prevén invertir en el primer trimestre de 2011, según lo revela la nueva Consulta de Coyuntura de Consecomercio.

La resistencia a realizar inversiones coincide con que seis de cada 10 encuestados espera caídas en sus ventas entre enero y marzo (61,7%), otro 21,1% prevé que aumentarán y 17,2% espera que se mantengan.

También afecta las aspiraciones de los comerciantes que en los últimos tres meses de 2010 casi 83%% de los consultados no realizó importaciones. De 17,2% que importó, 56,3% manifestó que sus compras externas disminuyeron con respecto al año anterior; 24% dijo que aumentaron y 19,8% aseguró que se mantuvieron sin cambios.

En el último trimestre de 2010, las ventas del comercio y los servicios repuntaron apenas 2% con respecto al trimestre anterior, en promedio. "El empleo del sector se desaceleró 0,2%, cuando tradicionalmente en esas fechas suele haber un repunte por las ventas decembrinas y las contrataciones que hacen los comercios", señaló Fernando Morgado, presidente de Consecomercio.

Al comparar el cuarto trimestre de 2010 con el último trimestre de 2009 la caída del empleo formal de este sector de la economía alcanza 20,4%, y todo señala que el indicador seguirá deteriorándose durante 2011.

"Un 48,7% de los consultados por Consecomercio prevé que va a disminuir sus contrataciones, 47,1% cree que se mantendrán inalterables y 4,2% respondió que piensa aumentarlas", declaró Morgado ante la prensa.

Factores en contra

Para 98,5% de los comerciantes consultados, la política económica del Gobierno es una de las variables que más afecta la actividad. "Las instituciones deben entender que debemos cambiar el rumbo, porque las actuales medidas nos llevan al desaceleramiento de la economía", dijo Morgado.

A 98,9% de los comerciantes le afecta la inseguridad, a 98,2% lo perjudican las violaciones a la propiedad, y a 97%, el entorno político. Asimismo, 72,3% de los consultados opina que no ha sido superada en su totalidad la crisis eléctrica; en tanto que 55,8% de la muestra manifestó haber sido afectado por el reciente período de intensas lluvias.

Los precios en el sector terciario crecieron 38% entre el cuarto trimestre de 2009 e igual lapso en 2010, y 56,1% de los comerciantes prevé una inflación de entre 30,1% y 35% para el cierre de 2011.