Por ahora no hay manera de transferir los fondos a otros bancos, esto en caso de querer remodelar o pagar una vivienda que se vaya a comprar.

"Quiero usar los ahorros hipotecarios que acumulé durante estos tres años", le dijo Carmen a los funcionarios que atienden en la planta baja del Banavih, organismo que desde 2008 administra el aporte mensual obligatorio de los trabajadores para vivienda. Bajo el tono de una respuesta a la que ha tenido que recurrir consecutivamente, el empleado público dijo: "Eso no se está haciendo".

"Estamos esperando los mecanismos desde hace tres años", agregó ante el rostro confundido de quien esperaba contar con su dinero. Carmen, por ahora, no podrá utilizar sus fondos ni para remodelar ni para comprar una vivienda; así se lo dijeron los funcionarios de atención al cliente del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat.


"Tiene que seguir viniendo" fue la recomendación que le dieron tras preguntar cuándo cambiará la situación. Mientras, los ahorros hipotecarios de Carmen, y de todos los venezolanos que tienen sus fondos desde 2008 en este organismo, seguirán presos en el ente.

La información fue constatada por El Mundo Economía y Negocios, pues en la sede de esta entidad se obtuvieron los mismos datos: los fondos ahorrados seguirán ahí hasta nuevo aviso.

A finales del año pasado, la línea que dirigió el presidente del Banavih, Mario Isea, a los bancos del país fue clara: agilizar la salida de los recursos de ahorro hipotecario, sobre todo para remodelación, pues estos eran los que presentaban más obstáculos cuando el trabajador los requería.

La banca se encaminó a acatar esa directriz. De hecho, a Carmen ya le están gestionando los ahorros acumulados antes de 2008, cuando se administraban en el resto de los bancos nacionales. Cuando acudió a las otras dos instituciones financieras donde cotizó en esos años anteriores, le informaron que esos ahorros se le transferirían a su cuenta, ya que son para remodelar.

Sin embargo, con los que tiene en el Banavih todavía no tiene la misma suerte, seguirán represados en el organismo, y sin fecha prevista de solución.

Este diario consultó ayer al presidente del Banavih sobre esta dificultad para acceder a los ahorros hipotecarios, el funcionario dijo que se comunicaría a la brevedad con Emen. Al cierre de la edición, no devolvió la llamada.