Analistas locales y bancas de inversión expresaron sus dudas sobre los recientes anuncios en política cambiaria. Coinciden en que la puesta en marcha del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), el traspaso de sectores de Cencoex a Sicad, así como de la permanencia del tipo de cambio a 6,30 Bs./$ muestra una devaluación, al tiempo que se mantendrán las distorsiones cambiarias.

Las bancas de inversión Barclays Capital y Bank of American escribieron reportes especiales sobre el nuevo sistema cambiario y señalaron que a pesar de la adopción del Simadi (el cual supone una cierta flexibilización), el gobierno se resiste a abandonar la política de control.

Barclays destacó que está claro que las autoridades monetarias y financieras se “resisten a cambiar de política” y que la oferta de divisas por parte del Gobierno en el Simadi es baja.

“El lanzamiento de Simadi tiene el potencial de dar al sistema una cierta flexibilidad y la capacidad de una asignación más eficiente de los recursos, pero la proporción inicial de la oferta de divisas que el Gobierno parece dispuesto a trasladar nos parece como demasiado pequeño como para tener un impacto significativo”, explicó en su reporte.

El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, indicó que la oferta en el Simadi podría colocarse este año en $7.500 millones. Igualmente destaca que las medidas denotan una clara devaluación.

“La información que hemos recabado respecto al tercer mercado es que la tasa de cambio de arranque podría ubicarse entre 130-140 Bs./$. La oferta de divisas para 2015 provendrá de $2.000 millones de Pdvsa, $1.500 millones de empresas petroleras y asociados, $1.000 millones de fondos extrapresupuestarios (Fonden, Fondo Chino, Tesorería, entre otros) y $3.000 millones en bonos (República y Pdvsa). En total, $7.500 millones”.

Explicó que si la oferta del sector público es constante y la libre cotización incentiva la participación del sector privado, es de esperarse que la tasa del Simadi promedie 115 Bs./$ durante todo el año, y con un promedio para Sicad de 15 Bs./$ ubicaría el tipo de cambio ponderado de la economía en 39,8 Bs./$, una devaluación de 49,1% con respecto a 2014.

Bank of America -por su parte- sostiene que seguirá la inflación, la escasez y la contracción económica. “El miedo a la devaluación gana otra ronda”, afirma.

Destaca que en 2014, 62,5 % de las asignaciones se llevaron a cabo en Cencoex, 32,7 % en Sicad 1 y 4,8 % restante a Sicad 2, por lo que el tipo de cambio nominal promedio se colocó en 9,95 Bs./$ . “Por lo tanto, las proporciones mencionadas por el ministro Rodolfo Marco Torres, no implican un cambio significativo respecto a los actuales”.

Ensayo

El presidente del Consejo Nacional de Economía, Efraín Velásquez, resalta con respecto a los señalamientos del presidente Nicolás Maduro que el Simadi es una “esquema transitorio”, que es prioritario tomar decisiones para llegar a un objetivo final como lo es una tasa única. “Pero persiste la incertidumbre”.

El primer mandatario señaló el martes en la noche que la nueva estructuración de los sistemas cambiarios fue ideada por “la caída abrupta de los precios del petróleo (...) “será un ensayo” y pidió apoyo de todos los sectores económicos a “hacer todo lo posible para que funcione bien”.

Velásquez reiteró que la política cambiaria no tendrá resultados positivos hasta tanto no se haga en coordinación con las políticas fiscal y monetaria.