Caracas. El ministerio de Finanzas de Venezuela informó que emitirá este martes US$3.000 millones en bonos denominados en dólares con un cupón del 12,75%.

Los bonos vencerán en 2022 y las ventas estarán abiertas a compradores locales en Venezuela. Los bonos se comprarán en bolívares, pero podrán revenderse en dólares.

El ministerio todavía no anuncia el precio de los bonos, pero informó que se comprarían a 4,3 bolívares por dólar. Ello corresponde a la tasa media entre tres tasas de cambio oficiales fijadas por el gobierno venezolano.

La recaudación de la venta se destinará al gasto fiscal de este año, pero también permitirá al gobierno de Hugo Chávez entregar dólares a importadores y otras firmas productivas que carecen de divisas.

Credit Suisse y Deutsche Bank ayudarán a coordinar la venta, informó el ministerio.

La prima de riesgo de Venezuela medida según el Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes de JPMorgan se ampliaba 6 puntos base a 1077 puntos base sobre los títulos comparables del Tesoro de Estados Unidos y su índice caía 0,97%. Por su parte, el índice amplio Embig se ajustaba 11 puntos base a 289 puntos base sobre los títulos comparables del Tesoro, mientras que su índice escalaba 0,36% frente a la sesión anterior. El bono Global 2034 de Venezuela caía 1 1/2 a 67 comprador, según Reuters.

Más emisiones en la mira. El ministro de Finanzas, Jorge Giordani, dijo que el gobierno podría emitir más deuda este año de acuerdo a lo estipulado en el presupuesto, que según funcionarios permitiría al país lanzar unos US$1.500 millones adicionales.

Analistas creen que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) también podría emitir deuda en este ejercicio, pese a que el ministro de Energía ha negado esa posibilidad.

Venezuela no emitía deuda en el mercado internacional desde octubre del año pasado, cuando vendió casi US$5.000 millones en una emisión combinada 2019-2024, prevista inicialmente por US$3.000 millonesa un precio del 140%.

La colocación de los bonos permitirá al gobierno dotar de liquidez en divisas al nuevo mecanismo cambiario Sitme, con el cual reemplazó el mercado paralelo de divisas que según las autoridades era opaco e ilegal.

"Hasta el 50% de la emisión será destinado exclusivamente a las empresas pertenecientes al sector productivo nacional (de alimentos, salud y bienes de capital)", dijo el ministerio en la convocatoria.

Empresas e importadores se quejan de la lentitud y bajo monto de las asignaciones, tanto por la vía oficial como mediante el nuevo sistema cambiario, lo que según analistas está impulsando los precios al consumidor y dificultará al país petrolero salir de la recesión.

La economía de Venezuela se desplomó 3,3% en 2009 y podría ser el único país de la región que siga en números rojos en 2010.

El presidente Hugo Chávez devaluó la moneda en enero para pasar de una tasa fija de 2,15 bolívares por dólar a un sistema dual con un tipo de 2,6 bolívares para bienes esenciales y otro de 4,3 bolívares para el resto. Sin embargo, la medida no alivió la sed de divisas en un país que importa el 90% de lo que consume.

Con información de Dow Jones y Reuters.