Caracas. Las tendencias favorables mostradas por algunos sectores en los primeros meses del año han llevado al Banco Central de Venezuela (BCV) a calcular un crecimiento entre 3% y 4%.

El ministro de Comunicación e Información (Minci), Andrés Izarra, informó este lunes, a través de su cuenta en twitter (@IzarraDeVerdad), que para este martes el ente emisor presentará los datos de la evolución económica correspondiente al primer trimestre de 2011.

Aunque el sector oficial calcula que se superará la meta de 2% de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, en el sector privado de la economía hay reservas en esta materia. No obstante, de concretarse el crecimiento previsto por el BCV se rompería con el comportamiento negativo de los últimos meses y habría que evaluar cómo se traduce el impacto de este crecimiento en la gente.

Opiniones encontradas. Para algunos dirigentes empresariales los cálculos del Gobierno nacional están alejados de la realidad. Recuerdan que en los sectores de manufactura y construcción existen muchas dificultades debido al retraso en la entrega de divisas, la falta de materias primas y la caída de la inversión como consecuencia del temor generado por las expropiaciones, aunado a las constantes fallas eléctricas que datan desde 2010.

Se conoció que "las proyecciones favorables" presentadas hace poco más de un mes por el ente emisor se fundamentaron en los resultados arrojados en el índice general de actividad económica mensual, que mostró una activación de 2,6% y 5,7% entre enero y febrero. Esta evolución en las cifras permitió al BCV vislumbrar una aceleración del aparato productivo de aproximadamente 4%.

En 2010 la economía venezolana cerró con una contracción de 1,4% mientras que en 2009 hubo una caída de 3,3%. En palabras del presidente del BCV, Nelson Merentes, la economía venezolana en 2011 "está evolucionando inclusive mejor de lo planificado. Nuestros indicadores nos dicen que vamos a estar por encima de la meta presupuestaria".

No obstante, algunos analistas vaticinan que habrá mayor inflación al cierre del año a pesar de los altos precios del petróleo. Consideran que no es posible hablar de crecimiento económico y menor presión inflacionaria cuando, recientemente, se produjo un aumento salarial, existen controles de precios desde el año 2003 y se ha producido un desplazamiento de la producción nacional tras el incremento de las importaciones.

Sin embargo, para el titular del Minci, el periodista Andrés Izarra, este martes "la realidad le dará una nueva bofetada a los conocidos agoreros del desastre al publicarse cifras del crecimiento económico".

Los encargados en divulgar las estadísticas oficiales serán el presidente del BCV, Nelson Merentes, y el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani.