La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) comenzará el próximo mes de febrero el plan de inspección en las instituciones bancarias, para verificar los procedimientos relacionados con la solicitud y posterior aprobación del cupo para viajeros, remesas y estudiantes, entre otros.

Este tipo de procedimiento in situ se realiza anualmente luego de culminado el ejercicio fiscal anterior. El presidente del organismo administrador de las divisas, Manuel Barroso, explicó que durante 2011 se redujo el número de irregularidades, y por lo cual de un universo de 3,5 millones de personas registradas fueron suspendidas alrededor de 15.000.

"En el control posterior que se realiza con las inspecciones en los bancos verificamos los documentos, si se cumplieron las normativas y cómo fue el comportamiento de las entidades durante el proceso", dijo a Emen.

Recordó que los bancos públicos y privados tienen que ceñirse al manual de consignación de documentos y aunque tengan sus procedimientos particulares, "no deben agregarle más exigencias a las ya establecidas por el organismo. Hemos dispuesto para el usuario algunos mecanismos para facilitar el proceso, pero esto no quiere decir que es de obligatorio cumplimiento".

Indicó Barroso que luego de varias denuncias realizadas a finales de 2011, ayer fueron remitidas comunicaciones a los presidentes de las entidades para evitar la exigencia de un procedimiento nuevo llamado Mi carpeta. "Es para quien lo quiera usar".