El año pasado tampoco fue bueno para las empresas extranjeras y para las venezolanas con inversiones o casas matrices, fuera del país. La Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) apenas aprobó US$61,1 millones para ese renglón.

"En la categoría de inversión extranjera están las autorizaciones y liquidaciones correspondientes a empresas venezolanas que realicen inversiones fuera del país, e incluye repatriación de dividendos a casas matrices", explica Carlos De Sousa, analista de la firma Ecoanalítica.

Las transnacionales que deben enviar divisas a sus casas matrices nuevamente tuvieron que respirar profundo ante la escasez de dólares suministrados por el organismo cambiario, luego de que durante 2009 tampoco tuvieron mucha suerte.

Cadivi aprobó en 2010 un total de US$61,1 millones para la repatriación de capitales (o inversión extranjera), una cifra que refleja una caída de 89,4% frente a 2009, cuando se aprobaron US$565,70 millones, según los últimos registros de la entidad.

Los más beneficiados. Alimentos, salud y comercio fueron los tres sectores económicos que más divisas recibieron por parte de Cadivi. Estos tres renglones se llevan al menos 51% del total de las divisas aprobadas.

El monto liquidado por el Banco Central de Venezuela (BCV) para el sector alimentario el año pasado fue de US$4.170 millones, mientras que para la salud se liquidaron US$4.125 millones, indican las estadísticas de Cadivi de 2010.

Para los viajes. La autorización de dólares para tarjetas de crédito durante 2010 presentó una caída de 57%. Cadivi aprobó en el período un total de US$$1.476,90 millones para el dinero plástico, cuando en 2009 el monto fue de US$3.447.

El monto para efectivo (viajes) mostró una leve alza al pasar de US$$319,1 millones en 2009 a US$$462,50 millones en 2009.

En 2010 entró en vigencia una nueva providencia de Cavidi que obligaba a los usuarios a renovar en cada viaje la autorización de divisas.