Los empresarios han señalado la conveniencia de un corte del actual régimen para poder afrontar los costos.

La nueva Ley Orgánica del Trabajo (LOT) viene con la promesa de retornar al cálculo retroactivo en el sistema de prestaciones sociales. En la Comisión Presidencial se han expuesto varias propuestas, pero es el pago de 60 días por año calculado sobre la base del último salario devengado el que gana gana terreno. También se ha planteado hacer un corte de cuentas con el sistema actual y que el nuevo aplique a partir del 1 de mayo, para evitar un alto costo para las empresas y el gobierno.

Esta planteamiento condensa dos objetivos: regresar el sistema de cálculo retroactivo y no disminuir los derechos ya adquiridos por los trabajadores que hoy perciben 60 días de prestaciones por año. En el régimen modificado en 1997 los trabajadores sólo percibían 30 días por año pagados según el último salario.

Sin embargo, se ha cuestionado que esta nueva fórmula afectaría a quienes tienen cerca de 15 años que perciben 90 días de prestaciones (7,5 días por mes).

En el régimen vigente contempla que adicional a los 60 días por año, se sumen dos días por año a partir del segundo año de servicio hasta llegar a sumar otros 30 días.

La otra propuesta que se ha puesto sobre la mesa, es convertir en salario los cinco días por mes que el empleador está obligado a depositar en un fideicomiso, que al final del año suman dos meses de salario; 30 días serían depositados directamente al trabajador en su quincena y los otros 30 días irían a un fondo de ahorro. Una vez hecho esto, se aplicaría el recálculo de 60 días de prestaciones al último salario percibido al término de la relación laboral.

La Comisión Presidencial dice que está evaluando las propuestas, su coordinador el canciller Nicolás Maduro dijo que aun están sistematizando los posibles escenarios. "Hay una disposición constitucional de construir un nuevo régimen sobre la base del recálculo según el último salario y de acuerdo al tiempo de servicio del trabajador, además hay un conjunto de derechos adquiridos en los sistema de prestaciones anteriores, e incluso en el vigente, vamos a buscar la fórmula constitucional que preserve los derechos adquiridos y desarrolle los nuevos derechos".