Caracas. No todo está perdido para las casas de bolsa venezolanas. La reforma de la Ley del Mercado de Valores, contemplará una excepción que les permitirá participar en emisiones de títulos públicos, pero sólo en caso de ser invitadas por el Estado.

Aunque la Ley las excluirá de toda participación en emisiones públicas en bolívares o dólares, se deja abierta la posibilidad de que el Gobierno las llame a participar cuando lo estime conveniente y necesario.

En ese caso también deberán cumplir con lo dispuesto en la Ley de Ilícitos Cambiarios, donde se establece que los títulos públicos sólo podrán transarse "una sola vez" previo a su fecha de vencimiento.

Y en esa única venta antes del vencimiento del papel, será el Banco Central de Venezuela (BCV) quien estipule el precio.

Mientras no sean convocadas por el Estado a participar, las casas de bolsa sólo podrán intermediar en las emisiones de títulos valores del sector privado.

Sólo la banca actuará como intermediario del BCV para las operaciones con papeles de la Deuda Pública Nacional, pues para el Gobierno la banca es el intermediario natural del máximo ente emisor para estas operaciones públicas.

Aumenta la supervisión. La creación de la Superintendencia Nacional de Valores tiene por objeto mayor supervisión y control sobre las operaciones.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Ricardo Sanguino, dijo que entre las potestades que ahora tendrá esta instancia estará el revisar los estatutos de las casas de bolsa.

Esto no podía hacerlo la Comisión Nacional de Valores (CNV).

También vigilará y necesitará autorización la creación de derivados. Anteriormente una empresa emisora podía sacar títulos o acciones y colocarlas mediante un agente de traspaso o cederlas, y sólo dejarlo registrado en sus libros.

Los que pasará con la cotización esos instrumentos, solo le era informado a la empresa emisora.

La Comisión Nacional de Valores podía no enterarse nunca de esa operación.

Ahora ninguna de estas operaciones se hará sin que antes exista la autorización de la Superintendencia Nacional Valores.

Garantizar inversiones. La garantía a los inversionistas que pretende incluirse en la reforma de la Ley del Mercado de Valores, esperan lograrla por la vía del control y supervisión constante de las operaciones.

"En la Asamblea Nacional no está ganados a la propuesta de crear un fondo de garantía, al estilo Fogade”, dijo

Los asambleístas consideran que eso no se ajusta a este mercado, pues eso sería garantizar el riesgo.

Sin embargo, piensan que incrementando los capitales mínimos para la conformación de una casa de bolsa, con un órgano supervisor con verdaderos poderes para controlar el mercado bursátil, y con normas claras, se puede lograr esta protección.

El capital de las casa de bolsa se aumentará de Bs.F. 200.000 a Bs.F. 2.000.000. El cálculo en Unidad Tributaria aun se estudia.