Venezuela dijo este jueves que está en desacuerdo con una decisión del tribunal arbitral del Banco Mundial que le obliga a pagar US$1.386 millones a la minera canadiense Crystallex, en compensación por la expropiación de un yacimiento de oro, y que buscará revertirlo con acciones legales.

A principios de abril, la minera dijo que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) decidió que Venezuela debe pagarle US$1.202 millones más intereses, luego de la nacionalización del yacimiento de oro Las Cristinas, al sur del país.

"La República Bolivariana de Venezuela manifiesta su desacuerdo con la determinación del CIADI", dijo la Procuraduría General de Venezuela en un comunicado en el que sostiene que el CIADI no tiene jurisdicción sobre los reclamos presentados.

Además, la procuraduría argumentó que las metodologías de valoración para calcular la indemnización a favor de Crystallex contienen "defectos fatales".

"La República ejercerá los recursos legales a su disposición en aras de enervar la evidente injusta y desproporcionada decisión del CIADI", agregó el texto.