Caracas. Venezuela destinará unos US$2.330 millones, de los US$10.000 millones de deuda adicional a lo presupuestado para el 2011, para pagar intereses y refinanciar los pasivos existentes, según el proyecto de ley enviado a la Asamblea Nacional.

El presidente Hugo Chávez solicitó la semana pasada a la Asamblea Nacional autorización para casi duplicar la deuda pública prevista para este año, lo que elevaría las obligaciones del Estado un 113 por ciento con respecto al año pasado .

Los US$10.000 millones pedidos (unos 45.000 millones de bolívares) se sumarían a los ya aprobados en la ley de endeudamiento para este año de hasta 52.201 millones de bolívares, incluyendo refinanciamiento, tanto en moneda nacional como extranjera.

El presupuesto nacional para el 2011 fue aprobado por la asamblea en diciembre.

El "proyecto de ley especial de endeudamiento complementario para el ejercicio fiscal 2011" será presentado el martes a la Asamblea Nacional, controlada por el oficialismo, y se espera que sea aprobado hacia finales de la semana.

Según el documento, se buscan 6.000 millones de bolívares para cancelar intereses y comisiones, en tanto que los 4.000 millones de bolívares restantes se destinarán a "refinanciar y reestructurar la deuda pública".

Además del servicio de deuda, el dinero solicitado será destinado a financiar un plan del Gobierno para construir masivamente viviendas, una iniciativa para crear empleo y un programa de ayuda al campesino para elevar la producción agrícola.

Críticos a Chávez señalaron que el plan de nueva deuda busca financiar su plan electoral para extender en seis años su Gobierno que inició en 1999.