Funcionarios han reiterado que el endeudamiento público es perfectamente manejable y, aunque es menor que la de otros países de la región, preocupa a muchos su crecimiento acelerado en los últimos años.

El informe de gestión 2011 entregado a la Asamblea Nacional por el Banco Central de Venezuela revela que el tamaño de la deuda pública total del gobierno (sin contar Pdvsa) pasó de 18,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2010 a 25,2% a finales del pasado año.

Tanto el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, como el propio presidente del ente emisor, Nelson Merentes, han informado que el peso del endeudamiento público sobre el PIB se ubicaba por debajo de 22%. Sin embargo, las cifras oficiales destacan un monto mayor.