El Ejecutivo venezolano duplicó el endeudamiento en el transcurso de los últimos 3 años.

La política de endeudamiento del gobierno se ha convertido en una estrategia importante para obtener recursos y financiar el gasto público. Esto se evidencia en que en los últimos años el uso de este mecanismo ha sido intenso, al tiempo que reformas legales han permitido aumentar el techo del endeudamiento solicitado en el presupuesto de la nación al inicio de cada año fiscal.

Cifras del ministerio de Planificación y Finanzas revelan que la deuda total del gobierno central finalizó 2012 con un saldo de US$100.964 millones, lo que significa un incremento de 27,3% con respecto al cierre del pasado año, al colocarse en US$79.282 millones.