El economista Pedro Palma señaló que la percepción de desabastecimiento por parte de los consumidores "genera presiones inflacionarias".

Palma aseguró que la percepción de desabastecimiento en la población en algunos casos oscila entre 70% y 90% para los consumidores, lo que genera presiones inflacionarias. "Eso explicaría, en parte, por qué en diciembre la inflación superó el 3%", dijo en entrevista a Globovisión.

Dijo que además la liquidez monetaria a finales del año pasado aumentó 60%, producto de un incremento del gasto público por haber sido 2012 año electoral, "esto estimuló fuertemente la demanda", dijo.

Según el economista el problema de desabastecimiento en el país se debe a las distorsiones y controles establecidos desde 2003, además de la Ley de Precios Justos.

El profesor del IESA dijo que el gobierno ha puesto el énfasis en el acaparamiento y a buscar culpables, "cuando los responsables son quienes han impuesto esas políticas de controle", apuntó.