El Ejecutivo continuó profundizando su estrategia de conseguir financiamiento a través de la venta de bonos de deuda durante el tercer trimestre de este año.

Cifras del ministerio de Planificación y Finanzas revelan que entre julio y septiembre de 2011, la deuda pública total del gobierno central se ubicó en US$74.598 millones, representando un aumento de US$5.956 millones o una variación de 8,68%, en comparación al cierre de junio 2011.

De ese monto, US$39.909 millones es el saldo de la deuda externa, la cual mostró un crecimiento de 9,56% durante ese período. Este endeudamiento que corresponde a títulos adquiridos por la banca comercial, los organismos bilaterales y multilaterales, proveedores varios y tenedores de bonos, representa 55% del total.

Mientras que el saldo por endeudamiento interno alcanza los US$$34.689 millones, lo que significó un aumento de 7,68% en comparación con el cierre del segundo trimestre de 2011. La deuda interna representa 45% del total.