El presidente de Fedecámaras de Venezuela, Noel Álvarez, afirmó que es necesario incrementar el salario mínimo para mejorar la capacidad adquisitiva del venezolano, pero exhortó a que el alza se otorgue cumpliendo con los convenios internacionales y las leyes que establecen el diálogo entre gobierno, empresarios y trabajadores.

A través de un comunicado, Álvarez recordó que desde hace más de una década, el Gobierno no convoca a la Comisión Tripartita sobre salarios mínimos, establecida en los artículos 167 y 168 de la Ley Orgánica del Trabajo y en el Convenio 144 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el dirigente gremial, hacer un planteamiento de aumento de salario mínimo implica evaluar la realidad de las empresas. "Sería muy grave para el país que sectores y empresas que no están en la capacidad de hacer el ajuste.

"Un aumento del salario mínimo que no sea discutido y acordado puede causar graves daños a las empresas privadas y públicas, especialmente a las micro, pequeñas y medianas (que representan el 95%) y a los sectores sometidos a regulaciones de precios".

Manifestó que un aumento general de salarios sería insostenible, generaría un crecimiento exponencial de la inflación y no se correspondería con las evaluaciones por productividad de los empleados. "No hay trabajo decente sin empresa sustentable".

No obstante, Álvarez destacó que cualquier aumento salarial será "arena entre los dedos" si no se toman medidas para frenar la inflación y se rectifica acerca del rumbo económico del país.