El presidente de Fedecámaras Jorge Roig, consideró este jueves que la caída de los precios del petróleo traerá graves consecuencias a la economía nacional y, en particular, a los planes sociales del gobierno, lo que incidirá en la desmejora de las condiciones de las clases menos favorecidas.

"El gobierno debe estar considerando que las leyes de la oferta y la demanda suelen ser más importantes que la diplomacia petrolera. En estos momentos hay exceso de producción de petróleo y, evidentemente, los precios bajan", señaló Roig antes de participar en la 47 asamblea anual de la Cámara de Comercio de Autopartes (Canidra).

El líder empresarial destacó que es un contrasentido en la política petrolera intentar imponer una estrategia a países que no pertenecen a la Opep y tratar de guiar los destinos de la organización.

"Esta situación nos hace presagiar un escenario de debilitamiento especialmente para el sector privado, porque en la medida que haya menos divisas habrá menos dolares para la importación de este sector", aseguró Roig.

También consideró que los menguados recursos de la renta petrolera serán destinados a satisfacer las necesidades del gobierno.

Roig destacó que en Fedecámaras ya están corriendo los escenarios con base en una reducción de la asignación de divisas respecto a 2014, año en el cual ya hubo un retroceso de 25% en el otorgamiento de dólares para el sector privado de la economía.