“A partir de ahora la asignación de recursos estará atada a compromisos de producción”, afirmó el vicepresidente para el área económica Rafael Ramírez, al referirse a la nueva relación que tendrá el Gobierno con el sector productivo, tanto público como privado.

El funcionario destacó que en la “ruta al socialismo hay que desarrollar un programa nacional. Nuestra política de desarrollo industrial debe tener una primera característica: debe ser propia e independiente. Si no nos desprendemos de las grandes economías industrializadas, nos van a engullir, no habrá posibilidad alguna de desarrollo”.

Habla de “dar un salto en el modelo” para profundizarlo. La idea “es superar el modelo rentista petrolero”.

-¿Cuál es el papel del sector privado en la construcción del socialismo?

-Los empresarios deben dedicarse a producir, porque aquí no hay ni habrá acuerdos con las élites; podemos coexistir con otra forma económica si la preservamos. Hay una demanda de más de US$36.000 millones y no se trae ni una divisa; por ello, han aumentado las importaciones. Debemos acompasar la producción con la exportación. Si hay un compromiso de producir, el Estado no importa más ese rubro.

-No es contradictorio hablar de socialismo trabajando con “la burguesía”.

-Ya lo hemos dicho, el Estado se reserva los sectores estratégicos y fundamentales de nuestra economía. La burguesía debe dejar ser parasitaria y volverse productiva. Así podemos coexistir .

-¿Cuál será el mecanismo para que fondos como el Chino o Fonden financien a empresas?

-Esto va a estar atado a un compromiso de producción; ese es el mecanismo para asignar los recursos y hacerlo más eficaz. También es necesario que exporten para que traigan divisas al país. El sector privado no petrolero llegó a colocar productos en el exterior por US$3.800 millones y, al menos, hay que restablecer eso.

-El Presidente pidió mayor velocidad.

-Hay que redoblar la marcha, estamos afinando los mecanismos de gestión. La rapidez es un tema asociado al compromiso que asuman los sectores. Los empresarios no se pueden aproximar de manera pasiva ni ver la acción del Gobierno como una simple dotación de divisas.

Ramírez señaló que la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) ha establecido un registro de los sectores activos, data que se cruzará con la información de las regiones y se trabajará con empresas que tienen capacidad o las que están innovando y tienen proyectos de desarrollo.

Hoy empezamos

A partir de hoy, en el Estado Monagas, se inician las Jornadas Regionales de la Nueva Ofensiva Económica. En el encuentro se comenzarán a acordar compromisos con los sectores.

“El objetivo es conocer sus necesidades y su estimación de aumento de producción. ¿Qué necesitas y cuánto vas a producir?, al final, en el corto plazo, debemos tener un mapa de los compromisos volumétricos, si no lo hacen tendremos que importar; por eso, hay que llegar a un acuerdo”, explicó, al tiempo que acotó que se han otorgado subsidios a sectores que los han solicitado y también se han autorizado ajustes.

-¿Qué empresas pueden participar?

-Las del sector productivo nacional estadal y municipal, tanto públicas como privadas de las áreas de petróleo, petroquímica, construcción, industrias, del sector agropecuario, agroindustria, turismo, textil, minería, manufactura comunicaciones y alta tecnología. Y para que el público esté mejor informado sobre estos acuerdos, abriremos una página de la Vicepresidencia del Área Económica.

Recursos y papel de la banca

Fondos como el Chino, Alba Mercosur y Fonden, entre otros, cuentan con $130.000 millones para financiar al sector productivo nacional, según cifras oficiales.

-¿Cuánto se dispondrá para esta estrategia?

-Ya se han determinado que hay 53 rubros en desabastecimiento y que generan inflación. Esta información se cruzará con los motores productivos. Primero vamos a identificar los problemas reales en los cuales las divisas son una traba, pero también se hablará de capacidades. Es ahí donde vamos a utilizar el Fondo Chino y Fonden, y los dedicaremos para la ampliación de líneas y capacidad de producción y recapitalización de empresas.

-Bajo qué figura fluirán los recursos

-El esquema que se plantea es el de préstamo. Las empresas deben retornar el dinero a la República, para ello se está preparando un esquema. En el caso de fondos en bolívares habrá una reunión con la Asociación Bancaria para focalizar una cartera dirigida a este sector, y así trabajar con los fondos del sistema privado, lo que obligará a ser productivos y rentables. También están los fondos Bicentenario e Independencia los cuales serán dirigidos para aumentar la capacidad productiva. Los trámites y asignación de los recursos en divisas se harán a través de una institución bancaria pública, ya que son créditos.

Deuda

Ante las quejas de los empresarios sobre la liquidación de 30% de deuda de Cadivi, Ramírez se detiene y señala: “Eso no es una deuda, conceptualmente, es una liquidación pendiente, no es una obligación. En todos los países del mundo los empresarios están sujetos a un riesgo cambiario”.

Refirió que el Gobierno denunció que algunos sectores que hoy reclaman una liquidación “triangularon, sobrefacturaron o sencillamente vendieron los productos calculados a paralelo”.

“¿Cómo alguien que vendió sus productos a paralelo va a pretender que yo le liquide a 6.30? El Estado no se puede permitir eso, ya se han sacado más de 2.500 empresas del Rusad por ese motivo”.

Ramírez agregó que 2014 está regularizado y no hay deuda pendiente, pero 2013, que fue un año con desajustes, será revisado.

-En cuánto tiempo podremos ver mayor abastecimiento, que se reduzcan las colas.

“A mediados de año habrá equilibrios en los temas puntuales de abastecimiento y 2014 finalizará con estabilidad y crecimiento.

-¿Cuáles son las cifras de escasez que están manejando?

Estábamos en una posición ascendente, en marzo es la primera vez que baja tan abruptamente y se colocó en 26,9%. Bajó desde 29,4% que se registró en febrero. Estos son los resultados de las empresas que están trabajando a plena producción para eliminar los desequilibrios, hemos hecho acuerdos y están apareciendo los productos.

-Las importaciones siguen altas.

-Se está importando lo que tiene que importarse. No vamos a dejar nuestro país desabastecido. Esta ha sido una economía que se ha mantenido bajo ataque, bajo una guerra económica y nosotros hemos respondido a esta guerra.

-Se mantienen los factores que empujan la inflación

-Dadas las características de un país rentista ese fenómeno siempre ha estado presente, nadie puede decir que un índice determinado de presión inflacionaria, como el que tenemos en este momento, significa que el modelo está derrotado. No negamos que exista presión inflacionaria, pero en el periodo revolucionario el promedio ha sido 24,5%, muy por debajo de 50% en la cuarta República. La abatiremos cuando tengamos una mayor producción interna. Con las acciones que se tomen vamos en ese camino.

Presupuesto de divisas y Sicad 2

Rafael Ramírez considera que el Sicad 2 ha tendido éxito en su primer mes de funcionamiento. “Su objetivo es el de traer divisas de la exportación. Si alguien quiere más de lo que le sea asignado en Sicad 1 puede ir a ese mercado”.

Aclaró que los insumos básicos serán cubiertos por Cencoex, “eso es el 80% de los requerimientos del país, establecido en el presupuesto de divisas”.

Este es un tema para racionalizar, confirmó Ramírez, y dijo que conversan con el sector productivo a fin de establecer prioridades “y el que no la tenga pase a Sicad 1, lo cual muchos han aceptado”.

-¿Eso no es una devaluación?

-Esto representa para ellos una revaluación, porque los productos que antes vendían por encima de su precio, debido a la incertidumbre, ahora tienen una referencia mucho menor en Sicad 1. Estos acuerdos se están realizando con el sector textil y calzado, y se hará con automotriz. La migración se va a ir realizando por sectores y se irá acordando de qué manera se fijará el precio. El resto de los productos que no son prioritarios, definitivamente, irán a Sicad 2.

-¿Quiénes ponen las divisas en el Sicad 2?

-La participación del sector privado en la venta de divisas ha sido creciente, y el sector petrolero está respondiendo muy bien. Ya todos se están acostumbrando a ofertar, este sistema va a ir evolucionando, la respuesta ha sido positiva.

-¿Cuál es el próximo paso del Sicad 2?

-Vamos a otra etapa. Ya hemos identificado a los operadores cambiarios que son la banca y casas de Bolsa, ahora vamos al menudeo; es decir, que si alguien tiene por ejemplo $100 y necesita bolívares, va y los cambia. Se están haciendo los ajustes, nos tomamos nuestro tiempo al igual que con Sicad 1. Esto se ha hecho para que funcione sin la intervención de ningún elemento. El proceso se basa en un sistema ciego de códigos y transacciones que ejecuta un descarte o aceptación de la oferta ante la demanda que se produce, así se ha fijado la tasa. Es un sistema transparente.