Un mayor gasto público se espera para este año electoral, lo que ya se evidenció desde el mes de enero cuando la erogación de recursos registró un aumento de 45% en términos reales. Sin embargo, este torrente de dinero en la calle tuvo poco impacto en el consumo privado del país.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, indicó que para 2012 proyectaban un aumento del consumo de alrededor de 6%, no obstante, en virtud de los resultados preliminares de comienzos de año, prevén realizar una revisión a la baja.

"Lamentablemente, los dos primeros meses del año no han mostrado ese patrón. El Gobierno está gastando y no se traduce en mayor consumo. Esperábamos un cambio de tendencia del consumo hacia el alza y eso no ha ocurrido, eso nos hace reconsiderar nuestra previsión y presentar una nueva cifra de 4% o 5%", indicó durante su presentación sobre las perspectivas económicas, políticas y sociales de Venezuela en un foro organizado por la empresa Signium International.

León explicó que el consumidor no ha podido recuperar de manera significativa su valor real de compra o que sencillamente no consigue los productos.

"Debemos recordar que las empresas están comenzando a abastecer y el desabastecimiento global se redujo a 19% cuando estuvo en 24%, pero siguen los problemas", dijo.