Las compras foráneas de arroz y hortalizas que ha venido realizando el gobierno venezolano le restan espacio a la producción nacional. Así lo explicó el presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Pedro Rivas.

"Las importaciones desmesuradas de arroz están dificultando la colocación de la producción que se está haciendo actualmente; lo mismo viene ocurriendo con las hortalizas", aseguró Rivas.

Agregó que está entrando al país una producción a precios inferiores que los establecidos en los mercados locales, lo que pone en desventaja al productor nacional. "En el caso del arroz, tenemos los precios controlados, y resulta que viene importado más barato. Muchas plantas tienen arroz para trillar y no le compran al productor, o ejercen presión en los precios hacia la baja", indicó.